Loading...
Red de Bibliotecas 2017-12-20T19:11:50+00:00

Antecedentes

En el año 1957, por decreto legislativo 118 del 21 de junio, se establece en Colombia el subsidio familiar. Por medio de éste se dispuso que todas las empresas del país, tanto privadas como oficiales, deberían aportar una suma equivalente al 4% de la nómina mensual de los salarios que sería destinada a la seguridad social de sus empleados. Este dinero lo recibían las Cajas de Compensación Familiar para ser redistribuido en forma de subsidio monetario para los trabajadores de medianos y menores ingresos en proporción al número de personas a cargo.

Hoy en día, las cajas de Compensación son un componente esencial del sistema de la Protección y de la Seguridad Social en Colombia, son entidades privadas, sin ánimo de lucro que trabajan en diferentes campos para mejorar las condiciones de vida de las familias colombianas: hacen redistribución del ingreso y crean infraestructura de desarrollo social y económico. Por el sistema de compensación familiar, los trabajadores de bajos y medianos ingresos, reciben el subsidio pagado en dinero, y en servicios básicos en áreas como la educación, la vivienda, recreación, el turismo social, y los servicios culturales y bibliotecarios, entre otros. Estos servicios se ofrecen gracias a los dineros que le quedan a las Cajas como remanente después de pagar el subsidio en dinero a los trabajadores.

En 1974 se abrió la primera biblioteca en una Caja de Compensación Familiar. Desde entonces, otras Cajas se unieron al esfuerzo de incorporar a su portafolio de servicios programas alrededor de la lectura, la información, el conocimiento y la cultura, considerando éstos como un factor de bienestar que busca el desarrollo y el perfeccionamiento de la personalidad humana.

Desde sus inicios, los servicios bibliotecarios ofrecidos por las Cajas se materializaron en forma de bibliotecas públicas, ya que los integrantes de la familia: El ama de casa, el trabajador, los niños-razón de ser de las Cajas-, podrán encontrar en este tipo de bibliotecas, respuestas más adecuadas a sus necesidades de información.

En 1983 con la colaboración de COLCULTURA (hoy Ministerio de Cultura) se reunieron en la ciudad de Barranquilla los representantes de las Bibliotecas de COMINDUSTRIA-Palmira, COMFAMILIAR -Atlántico y COMFAMA –Medellín, entidades donde ya existían programas bibliotecarios en forma independiente y organizaron una Red denominada Red Nacional de Bibliotecas de Cajas de Compensación Familiar, que tuvo entre sus objetivos iniciales el de promover la creación de servicios bibliotecarios en las Cajas, y desarrollar y fortalecer los servicios existentes mediante un trabajo en equipo.

El mecanismo propuesto inicialmente es el establecimiento de la Red como programa multi-institucional de alcance nacional que no pretendía crear nuevas estructuras burocráticas ni suplantar programas o acciones en proceso. Por el contrario, buscó siempre contribuir al mejoramiento substancial de lo ya existente y en desarrollo y armonizarlo con programas comunes.

La participación en esta Red fue esencialmente voluntaria y en ninguna forma interfirió con la autonomía de las Instituciones participantes. Se propuso fundamentalmente estimular, apoyar y coordinar el desarrollo de la iniciativa institucional, desde luego, tomando en consideración los objetivos y prioridades en ese entonces señalados por el Sistema Nacional de Información (S.N.I) y por los organismos respectivos que la misma Red estableció.

Misión

La Red Nacional de Bibliotecas de Cajas de Compensación Familiar es un acuerdo de voluntades encaminadas al desarrollo cultural del país mediante la creación y fortalecimiento de los servicios bibliotecarios, el fomento de las prácticas de lectura, escritura y el acceso a la información para la convivencia como fundamento de la nacionalidad y construcción del tejido social.

Visión

Permanecer como actores dinámicos en el país en el campo de la protección social propiciando el libre acceso a la cultura, la información y las ciencias en general conservando el liderazgo y la proyección institucional.

Objetivos

  • Promover la creación y fortalecimiento de los Servicios Bibliotecarios en las Cajas de Compensación.
  • Generar espacios permanentes de intercambio de experiencias entre miembros de la Red.
  • Asesorar a las Cajas en el fortalecimiento de los Servicios Bibliotecarios mediante convenios, Plan Nacional de Lectura y otros.
  • Divulgar el impacto social de los Servicios Bibliotecarios de las Cajas.

Estructura y composición de la Red

La Red de Bibliotecas de las Cajas de Compensación Familiar, posee una estructura formal.

La Dirección y Administración de la Red de Bibliotecas de Cajas de Compensación Familiar está conformada por:

  • Un Consejo Nacional de Dirección que será el organismo responsable de la fijación de las políticas de desarrollo de la Red a nivel Nacional y que estará conformado por los coordinadores regionales. También participan en ese comité las cajas de compensación familiar Comfenalco Antioquia, Comfama, Comfandi y Colsubsidio. A su vez, como invitados, Asociaciones de Cajas, la Superintendencia del Subsidio Familiar y la Coordinación de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas del Ministerio de Cultura.
  • Comités Regionales con el liderazgo y apoyo de las Bibliotecas coordinadoras, estará además conformado por las Bibliotecas de Cajas de la Región, de acuerdo a las áreas geográficas o regiones del País.

Para participar en ella, basta con que el programa interesado lo ofrezca una Caja de Compensación del País y cumplir con el siguiente procedimiento.

1. Registrarse ante la coordinación nacional, deberá diligenciar una carta de solicitud de participación y llenar un formulario (anexo 1) que nos permita conocer sus datos y servicios.

2. Presentar la información necesaria sobre estadísticas que permitan al Consejo Nacional realizar seguimientos y acompañamientos que nos permitan alimentar el Sistema de información de la Red Nacional de Bibliotecas de Cajas de Compensación.

3. Participar de manera activa en los encuentros de carácter departamental, regional o nacional que sobre bibliotecas se realicen, y en los planes y programas de formación y asistencia que desde estos mismos niveles se desarrollen.

4. Reunir condiciones mínimas presupuestales, de organización y funcionamiento en cuanto a: colecciones, publicaciones periódicas, materiales audiovisuales, equipo inmobiliario, planta física y personal.

Comités regionales de Bibliotecas de las CCF

COMITÉ REGIONAL No 1: Coordinador CAJAMAG.
Participantes: COMBARRANQUILLA, COMFAMILIAR ATLANTICO, COMFENALCO CARTAGENA, COMFAMILIAR CARTAGENA, COMFACOR, COMFAMILIAR DE LA GUAJIRA, CAJASAI SAN ANDRES, CAJAMAG, COMFASUCRE, COMFACESAR, CAJACOPI. (11)

COMITÉ REGIONAL No 2: Coordinador CAJASAN.
Participantes: COMFAMA, COMFENALCO ANTIOQUIA, COMFANORTE, COMFAORIENTE, CAJASAN, COMFENALCO SANTANDER. (6)

COMITÉ REGIONAL No 3: Coordinador COMFACASANARE.
Participantes: COLSUBSIDIO, COMCAJA, COFREM VILLAVICENCIO, COMFABOY, CAFAM, COMFACUNDI, COMPENSAR, COMFIAR ARAUCA, COMFACASANARE. (9)

COMITÉ REGIONAL No 4: Coordinador COMFENALCO TOLIMA.
Participantes: COMFATOLIMA, COMFENALCO TOLIMA, CAFASUR, COMFAMILIAR HUILA, COMFACA CAQUETA, CAFAMAZ AMAZONAS, COMFAMILIAR PUTUMAYO. (7)

COMITÉ REGIONAL No 5: Coordinador COMFAMILIAR RISARALDA Participantes: COMFAMILIARES CALDAS, COMFAMILIAR RISARALDA, COMFENALCO QUINDIO. (3)

COMITÉ REGIONAL No 6: Coordinador COMFACHOCÓ
Participantes: COMFENALCO VALLE, COMFANDI, COMFAMAR BUENAVENTURA, COMFAMILIAR NARIÑO, COMFACHOCÓ, COMFACAUCA. (6).

Nota: Los subrayados no reportan servicios bibliotecarios.

Según datos de actualización de la Superintendencia del Subsidio Familiar en este momento, agosto de 2013, hay 42 Cajas de Compensación en el País; 32 de ellas registran servicios bibliotecarios.

Diagnóstico de los servicios bibliotecarios en el Sistema del Subsidio Familiar

El grado de desarrollo y la variedad de servicios y programas que ofrecen las bibliotecas públicas de las Cajas varían dependiendo algunas veces del nivel jerárquico que estos ocupen en la Caja; del liderazgo de las personas que están al frente de ellos, de la presencia de otro tipo de servicios bibliotecarios en la ciudad o en la zona; y del grado de conciencia y sensibilidad que tengan las directivas de turno por este tipo de programas.

Se podría afirmar que las Cajas que cuentan actualmente con un grado mayor de desarrollo bibliotecario son aquellas donde se originó la Red de bibliotecas de Cajas en 1983: Comfama, Comfaunión (antes Comindustria y ahora fusionada con Comfandi- Valle), Comfamiliar Atlántico, Comfandi y Comfenalco Antioquia.

A estas Cajas fundadoras se le suman Comfenalco Quindío, Comfamiliar Risaralda y Colsubsidio; esta última, ha tenido un gran desarrollo en los últimos 10 años y posee un sólido programa bibliotecario móvil, actualmente administra la Red de bibliotecas del Distrito de Bogotá – Biblored – Estas ocho cajas son las que han liderado la Red de Bibliotecas de CCF, cuentan en general con colecciones actualizadas, horarios amplios, personal profesional, instalaciones cómodas, nuevas tecnologías, y le han mostrado a la comunidad una cara moderna de los servicios bibliotecarios.

Otras cajas tienen un servicio bibliotecario intermedio: Cajamag en Santa Marta; Comfaboy, en Boyacá; Comfenalco Ibagué, Combarranquilla, Confamiliares Caldas, Comfamiliar Risaralda, Comfenalco Valle, Comfachocó, Comfamiliar de Nariño, Comfamiliar de la Guajira. Es de resaltar el importante proyecto de desarrollo bibliotecario que tuvieron Comfaboy y Comfenalco Tolima, a principios de la década de los 90.

Otro grupo de cajas ha concentrado sus esfuerzos en el desarrollo de servicios para el apoyo a los colegios y programas de capacitación que la misma caja posee; este es el caso de Comfenalco Cartagena, Cafam, Comfaoriente, Cajasan y las Cajas de Girardot y Honda.

Por regla general se puede decir que la gran mayoría de las bibliotecas de Cajas cuentan con algún tipo de servicio para niños y jóvenes, han organizado una amplia gama de actividades de promoción de la lectura, entre las cuales se cuentan las tradicionales horas del cuento, concursos literarios, encuentros con autores, festivales de lectura, talleres de vacaciones, talleres literarios, clubes de lectores, entre otras.

Algunas Cajas han aprovechado la posibilidad de desarrollar programas de lectura con los dineros de Jornada Escolar Complementaria, y han organizado servicios de cajas viajeras y animación a la lectura para grupos escolares; en su mayoría son programas puntuales para dar cumplimiento a las directrices de la Jornada Escolar Complementaria, pero lamentablemente no son componentes de un programa más amplio de servicios bibliotecarios.

Considerando la perspectiva del monto de inversiones dedicado a los servicios bibliotecarios, se cuenta en el país con Cajas donde la inversión en este campo supera los 3.000 millones de pesos anuales y donde existe personal calificado y profesional al frente de los servicios; mientras que en otras, solo hay proyectos puntuales que se limitan a la inversión en colecciones de textos y de literatura infantil para ser enviados a instituciones y dar respuesta a los requerimientos de la Jornada Escolar Complementaria.

Por tanto, el desarrollo es desigual, no existe un mandato o una legislación que obligue a las Cajas a desarrollar servicios bibliotecarios. Las Cajas que han alcanzado un grado más alto de desarrollo en esta área han tenido directivos que han simpatizado con la causa bibliotecaria, con una mayor conciencia social y un reconocimiento del valor de las bibliotecas como entes de transformación social; también – y esta ha sido una característica permanente en todas – han contado con una gran estabilidad del personal a cargo de las bibliotecas: Las cinco personas que iniciaron la Red, permanecieron en sus cargos por más de veinte años, lo cual hace que haya continuidad en los proyectos emprendidos.

Programas y actividades

1. Conformar y mantener una estructura de Red.
2. Mantener informados a los Directores de las Cajas sobre las actividades de la Red.
3. Coordinar con las Asociaciones de Cajas y la Superintendencia, acciones para el fortalecimiento de los servicios bibliotecarios.
4. Mantener actualizados a los miembros de la Red a través de una lista de correos con temáticas afines a las bibliotecas, la lectura y la información.
5. Propiciar espacios de formación de personal a cargo de las bibliotecas, mediante la realización de encuentros, ferias, seminarios, etc.
6. Circular entre los miembros de la Red las publicaciones generadas por las bibliotecas.
7. Mantener actualizados a los miembros de la Red sobre alianzas y convenios que logran las cajas.
8. Desarrollar proyectos conjuntos que racionalicen esfuerzos y recursos: adquisiciones, participación en ferias, eventos culturales.
9. Propiciar la participación de la Red en diferentes organismos relacionados con bibliotecas, libros, información y lectura.
10. Unificar un sistema de estadísticas e indicadores en conjunto con la superintendencia para mostrar el impacto.