El maestro de los coros

Gerardo Dussán Gómez es profesor de música desde hace 30 años, inició como docente en una escuela de música para niños en la Provincia de León España. Este comienzo fue crucial para su carrera profesional y posteriormente continuó sumando experiencias en Colombia, donde fue convocado para realizar un montaje de Escolanía, un coro de voces blancas, que hace referencia a la voz musical de los niños. Luego avanzó en su trayectoria en la docencia en la Universidad Tecnológica de Pereira, donde estuvo vinculado durante 20 años como profesor de Licenciatura en Música, en las áreas de historia de la música y folclor colombiano. Además, fue coordinador del Programa de Coros en Risaralda e instauró la formación coral en los 14 municipios del Departamento.

Actualmente, desempeña una gran labor en Comfamiliar Risaralda como docente de canto y coro en el PAD (Programa de Atención a la Discapacidad) trabajando con niños que tienen dificultades de aprendizaje, discapacidad intelectual moderada y síndrome de down, también es instructor de música del área de Cultura y Bibliotecas, dirige los coros del programa recién creado por la Caja de Compensación y el de Jornadas Escolares Complementarias.

A pesar de la virtualidad, el Maestro Gerardo ha puesto todo su empeño para dar clases a los niños aún desde la distancia y asegura que aunque a veces se presentan dificultades de conectividad, los resultados han sido satisfactorios. ‘’El año pasado trabajamos con 4 instituciones educativas, donde se vincularon 90 estudiantes, pudimos integrarlos al Programa de Coros y Canto de los niños del PAD y logramos realizar algunos montajes de coro virtual a través de la articulación con el área de Cultura y Bibliotecas de Comfamiliar’’, como lo fue el coro virtual de la canción ‘’Guayabita’’, un trabajo impecable que resalta el profesionalismo del Maestro y el talento de los niños, que sin duda logra tocar las fibras de quienes aprecian la música.

Los espacios que brinda la Caja de Compensación en materia de cultura son abiertos a todo tipo de público, lo cual permite generar un impacto positivo en la comunidad debido a las alternativas que brinda para el disfrute del tiempo libre en cuanto a la música, el canto y la literatura, donde el principal objetivo es impulsar el desarrollo cultural. La música juega un papel fundamental para ese desarrollo, porque estimula la creatividad y la inteligencia emocional, en palabras del Maestro Dussan, ‘’Conecta muchos aspectos de la comunicación emotiva y sensorial de los seres humanos’’ al momento de expresar sentimientos, ideas, pensamientos o emociones a través de la voz.

Como docente considera que lo más importante que ha logrado es visibilizar el programa de coros y la utilización de la voz como un medio de expresión e instrumento musical, para él, haber reactivado la vida coral de Risaralda representa un orgullo. ‘’Que en este momento existan más de 60 agrupaciones corales, ha sido un logro no solamente mío sino de todos los directivos y entes políticos que han hecho de los coros una parte importante en la formación de las escuelas de música del Departamento’’. Para un futuro, espera junto a su compañera la Maestra Liliana María Arango Buitrago y el líder de Cultura Edgar Eider Melan Hidalgo, fortalecer los vínculos con los niños desde la distancia, para compartirles de forma más amena espacios culturales les den color a sus vidas en estos tiempos difíciles.