Las Bibliotecas de Comfamiliar continúan activas virtualmente en tiempo de pandemia

La Biblioteca Pública de Comfamiliar Risaralda ubicada en el municipio de Guática, desde hace varios años se convirtió en la segunda casa de Luz Amparo Agudelo Cano, una docente de quinto de primaria de la Institución Educativa María Reina, sede Nuestra Señora de Fátima, quien desde muy niña, y sin tener un porqué, se inclinó por la lectura.

Con nostalgia, pero con mucho cariño recuerda que uno de sus libros preferidos y que le ayudó a aprender a leer rápidamente fue la Cartilla Nacho Lee, que no solo le gustaba por las historias y el modelo pedagógico, sino por las imágenes, que para la época, eran muy bien diseñadas.“Siempre me ha gustado la lectura, desde que me conozco estoy leyendo, es más, preferí los libros, los recortes de periódicos y las cartillas, antes que las muñecas, y gracias a ello aprendí a leer a muy tempana edad, apenas cursaba primero de primaria cuando ya lo hacía de corrido”, manifestó la profe Luz Amparo.

Y aunque se crea que esta ansermeña fue una de las personas más perjudicadas por el cierre de la atención presencial de la biblioteca de Guática como consecuencia de la pandemia; gracias a la transformación virtual que han tenido estos espacios de Comfamiliar dedicados a la lectura y formación de nuevos pensamientos en todo el departamento, Luz Amparo ha adquirido distintos conocimientos y ha reinventado su manera de leer, pasando del papel a la pantalla.

“Este tiempo de pandemia ha sido para mí una experiencia muy satisfactoria en cuanto a lo académico porque aunque no he podido estar de manera presencial, sí participo de todos los programas que nos brindan a nivel virtual. Antes de la cuarentena yo visitaba mucho la biblioteca y llevaba a los niños para que interactuaran con los libros y se enamoraran de la lectura. Hoy por hoy lo sigo haciendo pero de una forma distinta, Amparo (bibliotecaria de Guática) me envía todos los días los enlaces de los talleres que realizan, y yo se los reenvío a mis estudiantes como parte del trabajo en clase”, puntualizó la docente.

Una nueva forma de enseñar

El COVID-19 causó que tanto personas como instituciones redireccionaran su manera de trabajar y llevar los servicios a los usuarios, la Biblioteca Pública Departamental Comfamiliar Risaralda fue una de ellas, sus colaboradores en los 14 municipios asumieron el reto de la mejor manera debido a que la migración de lo presencial a lo virtual ya se venía realizando y así lo entendieron sus usuarios, quienes continúan asistiendo desde sus casas a los talleres que se les brindan.

Para Lili Johanna Castaño Jiménez, asistente de Biblioteca de Comfamiliar, la pandemia fue una gran oportunidad para que todas las bibliotecas del departamento que son administradas por Comfamiliar Risaralda, se unieran para realizar los talleres y llevarlos a través de las redes sociales a las personas que a diario nos visitaban.

“Desde el mismo momento que se declaró el aislamiento obligatorio y los usuarios no podían visitar nuestras sedes, empezamos a fortalecer nuestro trabajo en las redes sociales que han sido el medio en el que nos hemos apoyado para visibilizar los procesos, para dar a conocer lo que se hace en las bibliotecas. La tecnología nos ha permitido continuar el acercamiento con nuestros usuarios, estrategia que ha sido muy bien acogida porque mantienen muy pendientes de las transmisiones en vivo que realizamos”, añadió Castaño.

Una de las más felices con los talleres y actividades que la biblioteca Comfamiliar emite diariamente por las redes sociales es Thana Guapacha, estudiante de quinto grado de la Institución Nuestra Señora de Fátima, quien se declara una enamorada de la lectura, y por ello no se pierde las emisiones.

“Aunque extraño mucho ir a la biblioteca con la profesora Luz Amparo, pienso que los programas que pasan por Facebook son excelentes porque me han ayudado a conocer las costumbres de los pueblos, y me han mostrado grandes talentos que existen en Risaralda ya que cada semana tienen invitados de distintos municipios”, finalizó Thana.

Aunque la Biblioteca Pública Departamental Comfamiliar Risaralda ubicada en el centro de Pereira, abrió sus puertas nuevamente el pasado 30 de junio para servicios como préstamo de libros, consulta en sala, acceso a internet, los talleres se seguirán realizando de forma virtual debido a que está prohibida la aglomeración de personas.

Talleres diarios

  • Lunes: La Hora del Cuento 2:30 p.m.
  • Martes: Un brindis poético 2:30 p.m.
  • Miércoles: Mitos y Leyendas 2:30 p.m.
  • Jueves: Hora del Cuento 2:30 p.m.
  • Viernes: Galería Fotográfica 14 Estaciones “Nos vemos en mi pueblo” 10:00 a.m.
    Documental de cada municipio 14 Estaciones “Nos vemos en mi pueblo” 2:30 p.m.
  • Sábados: Libro Recomendado 10:00 a.m.
    Película recomendada 2:30 p.m.
2020-07-13T20:12:41+00:00 julio 13th, 2020|