Así va “Con mis viejos al parque”

Desde inicios del mes de febrero de 2019, en Risaralda se ha estado hablando con más frecuencia sobre la gastronomía local y el uso de las plantas medicinales. Esto se debe a la labor que Comfamiliar Risaralda, la Fundación-Taller Creativo Materile y la Maestría en Historia de la Universidad Tecnológica de Pereira, vienen haciendo en los catorce municipios del departamento con la implementación del proyecto Con mis viejos al parque que hace parte del programa 14 Estaciones “Nos Vemos en mi pueblo” de Comfamiliar Risaralda.

Niños, jóvenes y adultos han acudido a las bibliotecas en los municipios de Quinchía, Guática, Apía, Santuario, La Celia, Belén de Umbría, Mistrató, Pueblo Rico, Santa Cecilia y Balboa, para escuchar los relatos de los viejos y viejas sobre las cocinas tradicionales y las plantas medicinales, acompañados de actividades lúdicas, lecturas dramáticas de cuentos populares y cantos de bambucos, valses y boleros. Todo ello ha propiciado que, por un lado, se cumpla el propósito principal del proyecto de recuperar los conocimientos populares alrededor de las gastronomías locales y las plantas medicinales, y por otro, se reivindique el lugar que ocupan los viejos y viejas en las comunidades como los principales portadores de los saberes tradicionales y la memoria colectiva.

Más allá del conocido sancocho de gallina, del sudado de pollo y de la famosa y difundida bandeja paisa, en los talleres de “Con mis viejos al parque” se han recuperado y recolectado una gran variedad de recetas de sopas: de macho rucio, de mafafa, de ñame, de cidra, entre otras; de postres como las tortas de choclo, de pan, de cidra, de ahuyama, las estacas, los rollos de papa; y otras preparaciones de secos como el fiambre apiano, el chusquín de monte, la patachuda y la nalga de ángel. Esto da cuenta de la diversidad de sabores que caracterizan la gastronomía de nuestro departamento y del llamado núcleo cultural paisa (en el que también están los departamentos de Caldas, Quindío y Antioquia), la misma que no puede entenderse sin tener como referencia el sello de interculturalidad que históricamente ha tenido este territorio, con los aportes culinarios de los negros, los indios y los españoles, que se han ido transformando y enriqueciendo con el paso del tiempo.

Así pues, con cerca de trescientas 300 personas beneficiadas en las diez bibliotecas mencionadas anteriormente, el proyecto de “Con mis viejos al parque” aún continúa su curso hacia las bibliotecas públicas de Comfamiliar Risaralda con la siguiente programación:

  • Santa Rosa de Cabal: 22 de mayo a las 3:00 pm.
  • Marsella: 23 de mayo a las 3:00 pm.
  • La Virginia: 15 y 29 de mayo a las 3:00 pm.
  • Cuba: 16 y 30 de mayo a las 2:00 pm.
  • Pereira: 5 y 19 de junio a las 2:00 pm.
  • Dosquebradas: 6 y 20 de junio a las 3:00 pm.
  • Guayacanes: 26 de julio y 9 de agosto a las 2:00 pm.

Acompáñanos a seguir viviendo estas experiencias en torno a la gastronomía y a las plantas medicinales a través de este proyecto que integra literatura, música y arte como pretexto para el intercambio generacional y la recuperación de la gastronomía local y la medicina tradicional.
Fuente: Maestría en Historia – UTP

2020-04-03T16:35:52+00:00 mayo 13th, 2019|